Homeopathic Doctor in Houston Texas

¿Qué es exactamente la Homeopatía?

Filed under Español

¿Qué es exactamente la homeopatía?

¡Bienvenido a la homeopatía! Tal vez usted sea un nuevo paciente homeopático o este pensando en serlo. Tal vez sea simplemente curioso. La homeopatía, la menos entendida de las terapias alternativas, es una fascinante e inusual rama de la medicina, que le interesará más a medida que aprenda más sobre ella.

La homeopatía, no muy bien conocida aún entre la gente bien educada, está basada en principios bastante diferentes a los de la medicina farmacológica. Vale la pena saber en que difieren los dos sistemas. La manera en que se recetan los remedios homeopáticos al igual que el camino que va de la enfermedad al bienestar bajo tratamiento homeopático, es una experiencia bien distinta a la terapia basada en medicamentos comunes.

Este folleto va a explicar las diferencias.

¿Qué es exactamente la Homeopatía?

La homeopatía es un sistema científico de medicina, basado en el descubrimiento de que una sustancia medicinal puede curar los mismos problemas que puede causar- al variar la dosis de esa sustancia.

Cualquier hierba, mineral o producto animal dado a una persona sana en una dosis adecuada, va a hacer que esa persona eventualmente experimente síntomas. Estos síntomas van a ser específicos a la sustancia particular tomada. Es decir, cada sustancia produce en un individuo sano síntomas específicos a esa sustancia.

Ahora, aquí está lo interesante: Esa misma sustancia, en una dosis extremadamente pequeña, eliminará justo esos síntomas que es capaz de producir.

Cuando el Dr. Samuel Hahnemann, el fundador de la homeopatía, hizo esta observación hace 200 años, lo formuló como un principio que se convirtió en su Ley de los Semejantes: “ Tratemos a los similares con los similares”.

Un simple ejemplo de la ley de Hahnemann es beber demasiado café. Para una persona puede ser un sorbo o dos; para otro, una jarra entera. Cualquiera sea la cantidad, van a aparecer síntomas similares. Al principio, aumenta el estado de alerta. Luego la mente se acelera, impidiendo dormir, poniendo los nervios de punta y causando ansiedad. De acuerdo a la homeopatía el mejor antídoto para la intoxicación con café es el café. Sin embargo, solo una muy pequeña cantidad (una gota o menos) anulará los efectos- y sólo si esa gota es preparada de acuerdo a instrucciones homeopáticas precisas.

Otro ejemplo es un cocinero cortando una cebolla. Sus ojos arden y lagrimean profusamente; estornuda y de su nariz sale agua. Si una persona no ha estado cortando cebollas pero experimenta estos síntomas, probablemente tenga alergías o un resfrío. Como era de esperar, un remedio para dicha condición es la cebolla- igualmente una pequeña cantidad preparada de acuerdo a instrucciones homeopáticas exactas.

Usted menciona las hierbas. ¿Es la homeopatía similar a las hierbas medicinales?

Muchos remedios homeopáticos se originan en las hierbas, pero después que son preparados homeopaticamente tienen propiedades bien diferentes a las hierbas naturales, es decir, las que usted compra en un negocio de alimentos naturales). Lo mismo se puede decir de los minerales. Una vez que son preparados homeopáticamente, minerales comunes como el carbonato de calcio desarrollan propiedades específicas- muy distintas a los efectos que tiene en el cuerpo cuando son tomados como suplementos nutricionales.(Vea la sección que sigue sobre las microdosis.)

¿De dónde proviene la homeopatía?

El doctor alemán Samuel Hahnemann, nacido en 1753, hizo una observación crítica en los años 1790 cuando experimentó consigo mismo tomando Cinchona, que contiene quinina. En ese entonces, Hahnemann estaba traduciendo del inglés al alemán un texto médico sobre la Cinchona. El texto en inglés parecía contradecir su propia experiencia anterior con Cinchona, que él había tomado cuando estuvo enfermo con fiebre intermitente (malaria).

Para verificar lo que estaba traduciendo, Hahnemann decidió tomar Cinchona, a pesar de que estaba totalmente sano. Para su sorpresa e interés, pronto se sintió enfermo con síntomas indistinguibles de la fiebre intermitente. Dejo de tomar la medicina y se sintió sano nuevamente.

Hahnemann se preguntó si la razón por la cual la Cinchona curaba la fiebre intermitente era porque causaba síntomas muy parecidos en una persona sana. Se la dio a otras personas sanas; ellos también se sintieron enfermos presentando fiebre intermitente. Solo podemos imaginar su entusiasmo con este descubrimiento, uno de los más significativos en la historia de la medicina.

Hahnemann continuó experimentando (principalmente consigo mismo), probando varias hierbas y sustancias minerales. Sin discriminar entre síntomas físicos, mentales y emocionales, anotó meticulosamente en detalle todos los síntomas producidos por cada medicina. Encontró que no había dos sustancias que produjeran exactamente el mismo conjunto de síntomas; mas bien, cada una producía su exclusivo patrón de síntomas.

Finalmente Hahnemann formuló su Ley de los Semejantes, y comenzó a tratar a los enfermos

¿Cómo funcionan los remedios homeopáticos?

Hahnemann postuló que al darle a un enfermo una medicina que produce síntomas similares a los que padece, estaba sustituyendo la enfermedad natural por la enfermedad temporaria originada por la medicina. Sostuvo que esta enfermedad originada por la medicina era más poderosa que la enfermedad natural y que la expulsaría.

Desde nuestra perspectiva de fines del siglo XX, decimos que el remedio homeopático fortalece el sistema inmunológico, permitiendo que combata mejor la enfermedad. Pero el remedio homeopático no se limita a fortalecer solamente el sistema inmunológico. Todos los sistemas (nervioso,endócrino,respiratorio,cardiovascular, óseo-muscular, etc.) son fortalecidos y balanceados. Estos diferentes sistemas trabajan entonces para restaurar la salud de la persona. Es importante darse cuenta que todo el organismo mejora con el remedio homeopático. Muchos de los beneficios son tanto mentales y emocionales así como físicos.

¿Entonces la homeopatía actúa sobre la totalidad de la persona?

Sí. En la homeopatía clásica el remedio se receta basado no solo en los síntomas fisicos sino que en todos los síntomas. El estado mental y emocional de una persona cuenta tanto o más que su condición física cuando se decide que remedio recetar. El remedio adecuado mejora el estado mental al mismo tiempo que cura la condición física. A la inversa, si el problema es principalmente mental, el remedio ayuda al cuerpo al mismo tiempo que la condición mental es curada. La homeopatía es verdaderamente holística.

¿Por qué los remedios homeopáticos son preparados en microdosis?

Hahnemann halló que a menudo había un empeoramiento temporal de los mismos síntomas que estaba tratando de curar, entonces experimentó diluyendo la medicina . Llegado un punto dejaba de actuar.

Entonces Hahnemann hizo algo que nunca antes se había probado en la historia dela medicina. Cada vez que diluía la medicina la sacudía vigorosamente. Manteniendo en su puño el tubo con la medicina diluída , golpeaba esa misma mano contra un libro pesado de 10 a 20 veces. Esto se llama sucusión. Cada dilución era agitada así. Después de diluir y agitar una medicina se dio cuenta que en vez de tener un efecto más débil tenía uno más fuerte! A partir de entonces Hahnhemann preparó todos sus remedios mediante dilución y sucusión. Aún hoy son preparados de la misma manera.

Un remedio diluído y sacudido con sucusiones se llama remedio dinamizado. Todos los remedios homeopáticos son dinamizados. Hahnemann notó que los remedios dinamizados actuaban con más fuerza que en forma cruda y que cuanto más se diluían y agitaban su acción era más fuerte. Halló que menos cantidad no significaba más débil sino más fuerte. De hecho, los remedios se volvían más activos cuanto más se los diluía y agitaba. Los remedios homeopáticos a menudo están tan diluídos que no tienen ni una sola molécula de la sustancia original.

¿Actúa la homeopatía por medio de energía?

Debido a que los remedios homeopáticos están diluídos al punto que no quedan moléculas, postulamos que no pueden actuar bioquímicamente y por lo tanto deben reaccionar energeticamente con las energías sutiles (es decir inconmensurables) del cuerpo. Bien puede ser que lo que los remedios homeopáticos afecten sea lo que los acupunturistas llaman “chi”. Sea lo que fuere, eso aún no puede ser cuantificado y medido.

¿No sugeriría esto que la homeopatía es solo el efecto placebo?

Un placebo es un remedio que no es tal. Mucha gente ha declarado mejorías después de tomar un placebo pensando que era el remedio de verdad. Hay buenas razones para pensar que los remedios homeopáticos no son placebos. Primero, actúan en niños, animales y pacientes inconcientes. Segundo, los pacientes frecuentemente informan sentirse peor (el agravamiento homeopático) antes de empezar a mejorar. Este agravamiento inicial ocurre aún cuando no se les ha dicho que podían esperarlo.

A pesar de que no sabemos como los remedios homeopáticos actúan, se desprende de los resultados clínicos de los últimos 200 años que sí curan a los enfermos. Debe mencionarse que la farmacología de la mayoría de los farmaceúticos no se entiende completamente, lo que no impide que los médicos dejen de recetarlos.

¿Es la homeopatía un sistema médico científico o se basa más en la intuición del practicante?

La homeopatía como sistema está basada en la experimentación . La experimentación de los remedios es lo que forma la base científica de la homeopatía. Cada remedio ha sido experimentado en varias o muchas personas para obtener síntomas. En una experimentación, un remedio homeopático es dado a personas sanas. Cualquiera sean los síntomas que desarrollan, ellos son anotados cuidadosamente por observadores entrenados. Los experimentadores(aquellos que toman el remedio homeopático) tienden a manifestar muchos síntomas en común.

Nuestro banco de datos homeopático comprende las experimentaciones que son el resultado de cuidadosas observaciones. Estos datos experimentales nos permiten deducir que un remedio particular causó esos síntomas en personas sanas y que curará esos mismos síntomas cuando se le da a una persona enferma.

Cada remedio homeopático ha sido experimentado en voluntarios humanos sanos. Note que diferente es ésto de las pruebas farmacológicas que siempre se hacen primero en animales. ¿Por qué animales? Porque muchos fármacos son tóxicos. Los remedios homeopáticos son experimentados en humanos porque no son tóxicos y son perfectamente seguros.

Las experimentaciones dan como resultado muchos interesantes síntomas mentales y emocionales y también físicos. La gente puede describir sentimientos y sensaciones muy sutiles. Los animales no pueden. Las sensaciones y síntomas mentales pueden ser de importancia crítica cuando se trata de seleccionar el remedio más apropiado ya que la enfermedad siempre afecta las facultades intelectuales, las emociones y el cuerpo.

La mayoría de las experimentaciones fueron realizadas en el siglo diecinueve y aún hoy nos referimos a ellas. Han soportado la prueba del tiempo. Compárelo con las medicinas farmacológicas que raramente están de moda por más de una decada, mucho menos un siglo.

El homeópata clásico pasa años estudiando los síntomas asociados con cada remedio. Se ha probado que algunos remedios homeopáticos causan cientos de síntomas, de manera que dominar estos remedios lleva tiempo y esfuerzo. Lo que puede parecer un destello de intuición brillante, es usualmente una idea fruto de estudio intenso.

¿En qué se diferencia un homeópata de un alópata (un doctor convencional)?

El alópata ve a las enfermedades localizadas en varios órganos y sistemas y usa medicinas específicas para suprimir dichas enfermedades. El homeópata, si bien no ignora la patología localizada, cree que el problema de fondo yace en lo que algunos llaman la pertubación central. La perturbación central es un desórden sicosomático. A su vez ha sido causado por un desórden de la Fuerza Vital, esa energía que gobierna todos los sistemas del cuerpo y los billones de reacciones bioquímicas. Corrigiendo la Fuerza Vital la perturbación central disminuye y el organismo empieza a sanar.

El alópata, estando orientado hacia los sistemas, ve la presión alta como algo relacionado al sistema renovascular,la colitis al sistema gastrointestinal, la artritis a las articulaciones, etcétera. De esta manera el alópata selecciona una medicina específica a un órgano o sistema para suprimir el síntoma molesto. Casi nunca conecta el estado mental del paciente con su patología.

El homeópata invariablemente lo hace. El homeópata rechaza la idea de suprimir. Su terapia está siempre dirigida a fortalecer el sistema inmunológico y los otros sistemas, nunca a suprimirlos.

Debido a que el alópata está orientado hacia los órganos y sistemas, a menudo receta más de una medicina- una para cada órgano o sistema afectado. El paciente con artritis, alta presión, insomnia y ansiedad podrá recibir aspirina o ibuprofen para la artritis, un diurético y antihipertensivo para la presión, un barbitúrico para dormir y un tranquilizante para la ansiedad- un total de cinco medicinas para cuatro problemas.

El homeópata clásico, en cambio, trataría al mismo paciente con sólo un remedio a la vez, intentando de estimular las propias defensas naturales del cuerpo (sistema inmunológico, sistema nervioso, sistema endócrino, etc.) para superar todos los problemas del paciente al mismo tiempo.

¿ Cuál es la diferencia entre la homeopatía y las vacunaciones? ¿Entre homeopatía e insensibilización alérgica?

En las vacunas modernas se inyectan productos virales o bacteriales en vivo atenuados o muertos. El cuerpo reacciona produciendo anticuerpos contra esos virus y bacterias proporcionando protección contra varias enfermedades virales y bacteriales.

Por contraste, un remedio homeopático está tan diluido que no quedan partículas de materia. A menudo no quedan moléculas. En la homeopatía clásica , los remedios se toman por la boca y nunca son inyectados. Mientras que una vacuna produce una reacción limitada y muy específica del sistema inmune (es decir la producción de anticuerpos), un remedio homeopático provoca una reacción más general y no específica que estimula todo el sistema inmune como también los otros sistemas.

En la insensibilización alérgica, el médico usa una dilución de un alérgeno( sustancia causante de alergía) pero sin las sucusiones. A pesar de que el alérgeno está diluído, no esta diluído en una dosis infinitesimal como usa el homeópata. Cada inyección de insensibilización actúa solo contra un alergeno mientras que el remedio homeopatico fortalece todo el sistema inmune contra todos los alérgenos.